Hormigón impreso en Burgos: material de alta calidad

Cuando de darle un diseño y acabado único a obras públicas o privadas como parques, calzadas, jardines o centros comerciales se trata, el hormigón impreso suele ser la opción más demandada.

Este material está hecho a base de cemento y pigmentos de muy alta calidad con un abanico de cromatismos y tramas para decorar y estilizar paredes, así como el suelo exterior o interior.

Este tipo de pavimento continuo está muy en boga en Burgos actualmente, principalmente porque es perfecto para darle a los ambientes abiertos o al aire libre un aire moderno y diferente.

Además hoy en día los usuarios se inclinan más por los materiales o acabados que le permitan abaratar costos a mediano o largo plazo; cosa que es posible con esta pavimentación especial.

De hecho su puesta en obra es realmente rápida. Esta condición reduce el costo final y lo mejor de todo es que debido a que se trabaja el acabado en la misma capa de hormigón no es necesario usar una plaqueta adicional que requiera la contratación de más mano de obra que termine incrementando el presupuesto del cliente.

Algunas de sus bondades son su impermeabilidad, su resistencia a las manchas de grasa o aceite, a las sustancias ácidas, a los cambios bruscos de temperatura –como por ejemplo hielo/deshielo-, o su acción protectora contra los temidos rayos UBV.

Su gran durabilidad y resistencia son otras características que no se pueden pasar por alto. Al contrario, en aras de contar con una pavimentación que soporte los embates del tiempo es necesario trabajar con un material con tanto aguante como este.

Funcionalidad y versatilidad

Este innovador pavimento que funge como un complemento decorativo en hogares y espacios públicos o abiertos posee una superficie pigmentada que cuenta con un bajorrelieve grabado cuando aún está fresco, mediante la utilización de moldes de neopreno con piezas y texturas variadas.

En Burgos se emplea este pavimento continuo de diferente consistencia y color para acerar piscinas, calzadas, paseos, rampas, garajes, recintos feriales y mucho más, dependiendo lógicamente de los requerimientos del contratante.

Es realmente un pavimento muy funcional porque al combinar diversos colores con los moldes se pueden obtener acabados similares a los que ofrecen ciertos materiales como el adoquín, madera, ladrillo, piedra o pizarra.
Su versatilidad es innegable. Destaca que muchas empresas de Burgos permiten que el cliente pueda elegir el color de su preferencia y aplicárselo al molde que más le guste para conseguir el diseño de sus sueños, e inclusive tiene total libertad para combinar más de un molde en un mismo pavimento si busca un diseño más ecléctico, divertido o irremplazable.

Un punto importante a tener en cuenta al momento de contratar a una empresa de pavimentación impresa es que la misma esté al tanto del artículo 69 de la Instrucción Española del Hormigón Estructural, debido a que la fabricación del hormigón impreso es idéntico al de los pavimentos empleados en la construcción de edificaciones.

Escaso mantenimiento

No se necesita una fortuna para tratar al pavimento impreso, bien sea que quieras hacerle un mantenimiento periódico a un jardín o un área más extensa como una plaza. Al contrario, los costos afines son totalmente bajos porque tan solo se requiere un hormigón impreso que transpire el vapor de agua y evite que la superficie se torne amarillenta.

Esto potencia su uso en entradas, pabellones, recreos, patios, suelos externos e internos y mucho más. Es cuestión de que el usuario decida dónde quiere colocarlo y escoja el color y el diseño que más le llame la atención, aunque generalmente pide que se trabaje en aquellas zonas que no quiere mantener o cuidar con tanta rigurosidad.

Etiquetas: Hormigon Impreso, precio hormigon impreso, burgos